Cómo aprenden los niños a través del juego

Tenemos entendido que algunos padres piensan que el tiempo que los niños dedican a jugar es un tiempo perdido y sin importancia. Sin embargo, es importante que los padres sepan que el juego es probablemente el aspecto más importante de la vida de un niño pequeño y cuáles son los beneficios de cada tipo de juego.  Este parecer se refleja en la tendencia de los padres a instruir a sus hijos una variedad de habilidades, en vez de simplemente jugar con sus ellos.

Los profesores tienen la responsabilidad de que los niños consigan determinadas metas académicas, los padres en ocasiones se convierten en profesores de sus hijos para asegurar que tengan un desarrollo adecuado en sus estudios, como consecuencia los niños desde los dos o tres años ya están metidos en aprendizajes estructurados para aprender a leer, escribir y acumular conocimientos. A raíz de todo esto, con frecuencia el juego se abandona o queda relegado al tiempo del recreo.

*Beneficios del juego para los niños

Jugar con otros es importante para el desarrollo de un niño. El juego beneficia a los niños de muchas maneras: dándoles oportunidades para que puedan aprender quiénes son, el alcance de lo que pueden hacer y cómo se pueden relacionar con el mundo a su alrededor. Las destrezas de la vida se aprenden cuando los niños juegan, eso puede ayudarles a hacer y conservar amigos. La importancia del juego reside en que ayuda al desarrollo físico, emocional y social del niño y, sobre todo, el juego ayuda a establecer una relación de cariño entre los miembros de la familia, creando experiencias y sentimientos positivos que se podrán usar en momentos de conflicto.
Como padre, puede estimular a su hijo a participar en períodos de juego saludables al llevarlo a un parque a jugar con otros niños o al unirse a un grupo de juegos organizado. La conducta agresiva entre los niños es normal, pero como padre y supervisor, existen varios pasos que puede seguir para reducirla al mínimo.

 

“Todos los aprendizajes más importantes de la vida se hacen jugando”

-Francesco Tonucci-

 

La tarea más importante que tienen que hacer los niños es jugar. Los juegos son fundamentales para el desarrollo infantil. Para los niños jugar es mucho más que una forma de pasar el tiempo.

Cuando un niño se involucra en un juego está desarrollando habilidades importantes, como esperar su turno, cooperar o comunicarse con los demás, entre otras. Además, los juegos ayudan a los niños a desarrollar su creatividad e imaginación.

Hay que considerar que los diferentes tipos de juego contribuyen a su desarrollo. Estos tipos de juego se desarrollan, por lo general, cuando un niño comienza a participar en el juego cooperativo es decir donde todas las etapas se juntan y los niños empiezan a jugar juntos

Como padres nuestro objetivo es ayudar a los niños a ser individuos creativos y con confianza en sí mismos, que continuarán aprendiendo durante toda la vida.