Bienvenidos a la Revolución Neuroeducativa

 
 
 


 
 

¿Qué es el Método Bebé Políglota?

Método Bebé Políglota implementa un novedoso sistema de habilitación y puesta a punto de la actividad neuronal, encaminado a que los bebés de 0 a 7 años se relacionen con 7 idiomas simultáneamente. El objetivo es potenciar la capacidad cerebral de los niños, para crear en él un nuevo cableado neuronal que le permita aprender de manera natural y sin esfuerzo.

Contáctanos Demostración gratis

Nombre (requerido)

Correo electrónico (requerido)

Teléfono (requerido)

Mensaje (requerido)

 
 

Politica de Privacidad

Sabemos que proteger su información personal es extremadamente importante para usted. Método Bebé Políglota usa las mejores y mas respetadas compañías para monitorear y certificar que tu información personal está segura.

 
 
 
 

Descripción del método

 
 

Estimulación temprana

Estimular no es sinónimo de presionar ni de forzar al niño a cumplir metas para las que aún no está preparado. Es reconocer y motivar su potencial entregándole actividades adecuadas que incentiven su deseo de aprender. Si le brindamos al niño esta herramienta oportunamente, le facilitaremos lograr sus metas en un futuro y tendrá menos incertidumbres.

¿Cómo funciona?

Los resultados de la neuroplasticidad cerebral de los niños comienzan a verse en tan solo seis meses de uso del Método Bebé Políglota: Mayor velocidad en el proceso de la información, mayor puntaje en su cociente intelectual y más habilidades propias del lenguaje y la comunicación.

 
 

Beneficios

 
 

¿Cuántos idiomas te gustaría que aprendiera tu hijo?

El tema de los idiomas y su aprendizaje en escuelas e instituciones especializadas da mucho de qué hablar. Muchos se preguntan a qué edad es recomendable que los niños aprendan otra lengua o el lugar adecuado para hacerlo. Para todos los padres que se hacen estos cuestionamientos hemos creado el Método Bebé Políglota, desarrollado para niños de 0 a 7 años de edad, con base en los procedimientos de la estimulación temprana.

El Método Bebé Políglota tiene como objetivo sentar las bases para que un niño pueda aprender en casa y de una manera divertida, cualquiera de los siguientes siete idiomas: mandarín, inglés, alemán, francés, italiano, español y portugués... ¿Y por qué no todos? El aprendizaje se realiza mediante un sistema lúdico-didáctico que hace énfasis en los sistemas que regulan la atención del niño, lo que hace que el aprendizaje sea más efectivo y que el niño guarde en la memoria las bases fonéticas de los diferentes idiomas. Los estudios realizados determinaron que los niños sometidos a la metodología Bebé Políglota alcanzaron en tan solo seis meses los siguientes resultados.

Esta afirmación es avalada por el especialista en neurología, Tomás Ortiz Alonso, director del departamento de Psiquiatría y Psicología Médica de la Facultad de Medicina de la Universidad Complutense de Madrid, quien ha hecho un estudio científico del Método para concluir que es un gran acierto. Los resultados del estudio científico del doctor Ortiz Alonso demuestran que el entrenamiento diario simultáneo en diferentes lenguas beneficia no solamente el aprendizaje diferencial de cada uno de los idiomas en función de su conocimiento o de su afinidad tonal con la lengua materna, sino que también mejora determinados procesos cognitivos relacionados con el lenguaje y la velocidad en la percepción.

¿Realmente funciona este método?

La neurociencia explora diversos campos como la operación de neurotransmisores en las sinapsis, los mecanismos biológicos responsables del aprendizaje, el control genético del desarrollo neuronal desde la concepción, la operación de redes neuronales, la estructura y el funcionamiento de redes complejas involucradas en la memoria, la percepción y el habla, y la estructura y el funcionamiento de la conciencia.

Todos estos aspectos fueron tenidos en cuenta para desarrollar el Método Bebé Políglota y descartar antiguas teorías que señalaban que ser monolingüe era lo más importante y que el aprendizaje de otro idioma generaba un entorpecimiento. Con base en estos estudios hemos podido establecer que para que el aprendizaje de una lengua sea más eficiente, debe hacerse antes de que el niño cumpla 7 años. Antes de esta edad el cerebro está dispuesto a recibir la información que le demos, así que está en capacidad de recibir los idiomas que queramos aprender. Si queremos que el cerebro madure con siete idiomas, con siete idiomas madurará.

A medida que avanzamos en idiomas, las áreas del cerebro comienzan a organizarse y se presenta un aumento de la conectividad neuronal, principalmente en el hemisferio derecho (el cerebro de una persona monolingüe tiene gran actividad en el hemisferio izquierdo), en tanto que una persona bilingüe presenta actividad en ambos hemisferios. Esto significa que saber varios idiomas aumenta la actividad cerebral, haciendo que el cerebro sea más eficiente. Al desarrollar muchas áreas del cerebro, los niños que hablan más de dos idiomas tienen excelentes capacidades ejecutivas y de liderazgo, manejan mejor la concentración y la atención, pero sobre todo, adquieren una mayor velocidad de percepción en otras lenguas.

 
 

Contáctanos Es la mejor oportunidad





Nombre (requerido)

Correo electrónico (requerido)

Teléfono (requerido)

Mensaje (requerido)

 
 

Este es el momento de implementar el más moderno sistema educativo de
Entrenamiento Neuronal Multilingüe en el mundo.

 
 

¿Qué dicen los expertos?

Los especialistas manifiestan y están de acuerdo con los últimos estudios en neuropsicopedagogía, sobre todo porque van dirigidos a una población entre 0-7 años, etapa en la que el desarrollo neurobiológico es muy importante y permite un aprendizaje rápido, gracias a que el organismo humano presenta un desarrollo masivo de conexiones neuronales que coincide con el desarrollo neuroanatómico, lo que da como resultado un mejor nivel de aceptación a la estimulación. Esto significa que el niño está más orientado a los procesos sensoriales, simples y primitivos, cuyo fin es alcanzar una interconexión neuronal estable que favorezca los procesos básicos de adaptación al medio ambiente y genere los mecanismos necesarios para el aprendizaje de los procesos cognitivos más complejos.

 
 
 
 

Tomás Ortiz Alonso

Doctor en Medicina y en Psicología, Catedrático de Psicología Médica, Director del Departamento de Psiquiatría y Psicología Médica de la Facultad de Medicina y Director del Centro de Magnetoencefalografía “Doctor Pérez Modrego” de la Universidad Complutense de Madrid. Su área de interés preferente ha sido el estudio del cerebro, en particular las relaciones entre la neurofisiología y las funciones cognitivas, así como entre la neurofisiología y los trastornos psiquiátricos.

Argumenta el doctor Tomás Ortiz Alonso que el Método Bebé Políglota es un sistema óptimo de aprendizaje simultáneo de varias lenguas porque implementa ejercicios basados en la combinación de estímulos visuales con auditivos y motores articulatorios propios del lenguaje.

David Hunter Hubel

David Hunter Hubel fue un neurobiólogo estadounidense de origen canadiense. Se doctoró en Medicina en la Universidad McGill de Montreal. Se nacionalizó estadounidense en 1953 y desde 1959 ejerció la docencia en la Universidad de Harvard, donde dirigió el Departamento de Neurofisiología entre 1967 y 1982. Realizo una serie de investigaciones cuyo objetivo era llegar a comprender el mecanismo de la percepción visual en el nivel cortical y analizar la actividad de las neuronas.

Premio Nobel 1981 de Medicina por sus descubrimientos sobre el procesamiento de información en el sistema visual, el premio fue compartido con Roger W. Sperry por su investigación independiente sobre los hemisferios cerebrales.

 
 
 
 

Glenn Doman

Fue un fisioterapeuta norteamericano, graduado en 1940 en la Universidad de Pensilvania. Inició una labor pionera en el campo del desarrollo del cerebro infantil llegando a fundar, en 1955, los Institutos para el Logro de las Posibilidades Humanas, inicialmente enfocados en los niños que padecían lesiones cerebrales, investigaciones que lo llevaron a descubrir aspectos fundamentales sobre el crecimiento y el desarrollo de los niños sanos.

Su metodología (Método Doman) se basa en aprovechar al máximo las posibilidades del bebé, siendo fundamental el momento temprano en que se comienza, ya que más adelante se dificultará la adquisición de muchas metas.

Torsten Wiesel

El profesor Torsten Nils Wiesel fue galardonado con el Premio Nobel de Medicina en 1981, como reconocimiento a su trabajo sobre la base neural de la percepción visual, realizado en la Harvard Medical School en colaboración con David H. Hubel.

Sus experimentos ampliaron el conocimiento científico sobre procesamiento sensorial y demostraron que la plasticidad cortical se presenta en las primeras etapas del desarrollo infantil.

 
 
 
 

Shinichi Suzuki

Pedagogo japonés, creador del método de violín Suzuki. Inició estudios de violín y acudió a Berlín, uno de los centros más importantes del arte y la cultura en su época, donde no sólo estudió con el gran maestro Klinger, sino que se codeó con figuras de la importancia de Albert Einstein. Regresó a Japón para transmitir a sus estudiantes del Conservatorio de Tokio lo asimilado en Europa, pero pronto se dio cuenta de la dificultad de modificar hábitos adquiridos, por lo que finalmente decidió empezar desde la base.

El método Suzuki inicia al niño en la enseñanza musical a los dos años de edad, empezando con instrumentos en miniatura sin utilizar la notación musical y fomentando la participación de los padres. El éxito de su método ha llevado a su adopción a otros aprendizajes en todo el mundo.

Makoto Shichida

El científico japonés Makoto Shichida (1929), presidente de la Fundación Shichida Child, es uno de los mayores creadores de productos para la primera infancia en el Japón y fundador de más de 300 Academias Infantiles Shichida, cuyos métodos se usan en América, China, Corea y otras áreas de la Cuenca del Pacífico. Ha escrito más de cincuenta libros, entre los que destacan Los bebés son genios, La ciencia de la inteligencia y la creatividad y Educación del cerebro derecho en la infancia.

Aunque los métodos educativos del doctor Shichida abarcan todo el cerebro, sus estudios se centran en el hemisferio derecho del cerebro (denominado el cerebro de las imágenes), zona que recibe la información y la registra para que el hemisferio izquierdo (cerebro lógico) la analice y la utilice.

 
 

esclamacion1 El futuro de tus hijos esta en tus manos

 
 

Otros beneficios de aprender idiomas

 
 

Con estos estudios, avalados por numerosas universidades y científicos especializados en neuropedagogía lingüística, se demuestran resultados contundentes en los niños que fueron expuestos a la Metodología Bebé Políglota. También podemos afirmar que el entrenamiento neuronal multilingüe potencia y mejora la capacidad cerebral del niño, habilitando al cerebro para el aprendizaje simultáneo de 7 idiomas. Otros estudios en el campo de la neurofisiología demostraron que el entrenamiento en diferentes lenguas beneficia en alto porcentaje

A través de la tecnología de la neuro-imagen se ha podido establecer que después del entrenamiento con el Método Bebé Políglota la onda N400 que es la asociada con el lenguaje tiene diferencias significativas con respecto a los niños que no utilizaron la metodología Bebé Políglota. Por último, el entrenamiento en varios idiomas simultáneamente generar una reorganización de las áreas cerebrales temporales, con mayor predominio de áreas temporales izquierdas y una ampliación a otras áreas más extensas del lóbulo temporal derecho.

En la medida en que avanza el entrenamiento con idiomas, algunas áreas del cerebro se organizan para alcanzar un mayor crecimiento de la conectividad neuronal, principalmente en el hemisferio derecho. El hemisferio izquierdo del cerebro de una persona monolingüe presenta gran actividad, mientras que el de una persona bilingüe la tiene en ambos hemisferio. Esto significa que el conocimiento de varios idiomas aumenta la actividad neuronal haciendo que el cerebro sea más eficiente, pues utiliza la misma cantidad de redes neuronales en los diferentes idiomas (80%), siempre y cuando el entrenamiento comience a muy temprana edad.

Y lo más importante que se ha descubierto a través de los estudios en neurociencia es que los niños que son multilingüe es que tienen mayor capacidad de concentración y atención y sobre todo es que tienen una mayor velocidad de percepción sea en su idioma o en otros idiomas. Cabe decir como conclusión que el entrenamiento diario, con períodos cortos de tiempo, de varias lenguas simultáneamente, mediante estímulos lingüísticos sencillos mejora la eficiencia cerebral, el aprendizaje de mayor número de palabras en cada idioma, promueve determinadas funciones cognitivas relacionadas con el lenguaje y mantiene activadas las áreas cerebrales responsables del lenguaje en los siete idiomas.

 
 

Hasta los 7 años tu hijo dispone de un potencial que no volverá a tener en toda su vida.
Está demostrado que la estimulación que realiza el Método Bebé Políglota contribuye a desarrollar sus capacidades.

 
 

Respaldo

Prestigiosas instituciones de educación superior han avalado las investigaciones llevadas a cabo para establecer la capacidad neuronal de las personas y que han sido implementadas por el Método Bebé Políglota. Harvard y John Hopkins (EE.UU.) y McGill (Canadá) se cuentan entre las más destacadas. Por Europa, son meritorios los reconocimientos hechos por la Facultad de Medicina de la Universidad Complutense de Madrid, con el doctor Tomás Ortiz Alonso a la cabeza del Departamento de Psiquiatría.

 
 
 
 

Testimonios de Éxito

 
 
Sandra Ximena Pardo

Tengo 4 hijas. La mayor tiene 6 años y la más pequeña, tres meses. Les encanta el Método y lo repasan bajo la batuta de la mayor. Con frecuencia juegan a hablar en otros idiomas y la pequeña ya quiere intervenir.

Carlos A. Parada

Compré el Método Bebé Políglota para el primer cumpleaños de mi hija y de inmediato comenzamos a implementarlo. Ahora tiene 2 años y menciona muchos objetos en varios idiomas, sin confusiones. Todo gracias a Bebé Políglota.

Joaquin Villamarin

Mi hija de 4 años está tan entusiasmada aprendiendo palabras en varios idiomas, que ahora es ella la que me recuerda todas las tardes la hora de empezar “sus lecciones”. Me parece un método excelente para el desarrollo neuronal y emocional.

Stella Dominguez

Tengo un nieto de año y medio. A los seis meses mi hija lo inició en el curso y comenzó a ver y a escuchar. Pronto le encontró el gusto y ahora demuestra muchos avances. Es más inquieto y curioso ante cualquier sonido.

 
 

Sea parte de esta Revolución Educativa.

Más información

 

Contáctanos tu bebé lo merece





Nombre (requerido)

Correo electrónico (requerido)

Teléfono (requerido)

Mensaje (requerido)